viernes, 11 de septiembre de 2015

Mermelada de higos, vainilla y nueces



Me gusta cerrar el verano con tarros de mermeladas de higos, y es que en Tenerife hay higueras por todos sitios, muchas de ellas casi que crecen en los arcenes de los caminos en la zona sur. ¿Os podéis imaginar ir en coche y ver todas las higueras cargadas con este manjar?os aseguro que no podéis no parar e imaginar infinitas recetas que preparar con estos higos madurados en el árbol, cogidos en el momento perfecto y que los disfrutarás en todas sus versiones.

Y ya sabéis que los higos son igual de deliciosos en recetas dulces como saladas, no se pueden perder la receta de las mini hamburguesas con foie e higos (la última que preparé en Barcelona antes de venirme a las islas) o esta ensalada sencilla con higos y jamón. Como siempre todo es echarle imaginación y disfrutar de la combinación de sabores.

Pero aunque imagino que todo eso que os cuento ya lo sabéis, y debéis estaros preguntando el porqué de las nueces. Pues bien, cuando estudiaba pastelería en Hofmann, se hizo un comentario sobre presentar las mermeladas por capas con frutos secos, una capa de ellos, una de mermelada y así hasta llenar el bote, en mi caso decidí que todo mezclado sería la mejor opción (más cómodo). Pues bien, se comentó que a este tipo de mermelada con frutos secos se le llama MERMELADA DE INVIERNO, y aunque he investigado no he conseguido nada de información, una pena, pero os aseguro que la llamemos así o la llamemos MERMELADA DE HIGOS, VAINILLA Y NUECES, es una auténtica delicia, imagina que encontrarás trozos grandes de higos y nueces, ideal para acompañar quesos, en tostadas con mantequilla, con yogur, a cucharadas o entre galletas.

¡No dejen de prepararla, que los higos nos dicen adiós hasta el año que viene!.

 {MERMELADA DE HIGOS, VAINILLA Y NUECES}

INGREDIENTES:
  • 1,5 kg higos cortados en cuartos con la piel
  • 900 gr azúcar blanca
  • 1 vaina de vainilla
  • Zumo 1 limón
  • 200 gr nueces toscamente picadas


ELABORACIÓN:

  1. Lavamos los higos, les retiramos el pedúnculo, los cortamos en cuartos y los disponemos en una olla amplia con fondo grueso. Cocemos a fuego medio, removiendo de tanto en tanto, durante 20 minutos, como si estuviéramos preparando una compota.
  2. Seguidamente añadimos el azúcar, el zumo y la vaina de vainilla, esta última la habremos abierto y sacado las semillas con la ayuda de un cuchillo, semillas y vainas ambas a la olla.
  3. Cocinamos a fuego suave hasta que se deshaga el azúcar, a continuación subimos el fuego y cocinaremos unos 40 minutos o hasta que la mermelada haya espesado y hayamos conseguido la textura deseada.
  4. Para saber si la textura es la deseada os recomiendo que cuando comencéis a preparar la mermelada dispongáis un plato en el congelador, cuando veamos que la mezcla ha espesado (¡ojo que al enfriar espesa más!) dejamos caer una cucharadita de mermelada en el plato que teníamos enfriando, esperamos un minutillo y la empujamos con el dedo, si la mermelada no vuelve a su posición inicial ya la tendremos lista.
  5. Una vez hemos conseguido la textura deseada incorporamos las nueces, mezclamos bien y embotamos en tarros esterilizados.
  6. Para esterilizar los recipientes en casa lo hacemos en el microondas calentándolos a máxima potencia durante 4 minutos y por sepado hiervo las tapas y los utensilios que vaya a utilizar para rellenar los tarros.

4 comentarios:

  1. Que rico madre mía, con lo que me gustan los higos huuuuu.Bs.

    ResponderEliminar
  2. A mi se me da fatal hacer mermeladas😢😢

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué? ¿qué ocure cuando las preparas? es cogerle el truco, de verdad que no es complicado :).

      Cualquier cosa me dices e intento ayudarte.

      Un abrazo

      Eliminar

Muchas gracias por vuestra visita y vuestros comentarios, ¡¡me encantan!! si tenéis cualquier dudilla en uno de los comentarios os la contestaré en otro como respuesta :)

Blogging tips