lunes, 12 de marzo de 2012

Sopa verde canaria de Mamá Lore


Titulada como sopa verde canaria ya que hay versión portuguesa. Esta sopa que os traigo hoy es una de mis favoritas. 
La aprendí de mi abuela materna, Mamá Lore, siempre que volvía a casa por vacaciones de la universidad se la pedía. En semana santa siempre la tomábamos como primer plato y de segundo bacalao encebollado con papas arrugadas. ¡Qué rico menú!.
Pensé que me costaría conseguir el sabor, pero para mi sorpresa viajé con su aroma a esos días en los  que deseaba este delicioso plato caliente. Tuve la suerte de que me trajeran dos bubangos (calabacines) blancos expresamente para la preparación de esta sopa, son los que hay por las islas, los verdes oscuros no los conocí hasta que llegué a Barcelona, se podría hacer la sopa con estos últimos pero su sabor es ligeramente diferente, se podría decir que los blancos son algo mas dulces. 


Existen diferentes recetas para esta sopa o caldo, hay quien comenta que le pone guisantes, quien le pone pimentón o quien no le pone pan... incluso está la versión portuguesa con col.
Preguntando descubrí que cada familia tiene la suya por lo que podríamos decir que esta sopa es la sopa verde de Mamá Lore. Cada uno la preferíamos de una manera, a mi me encantaba tan cual, a mi hermana no le gustaba con pan, pero lo que si que pedíamos todos era un huevo entero para disfrutar de su yema no totalmente cuajada. 
Una receta que me satisface publicar y compartir con todos vosotros ya que demuestra que es otra receta tradicional recuperada y guardada para futuras generaciones. Ahora lo que queda es que la disfrutéis tanto como yo.


INGREDIENTES:

2 calabacines blancos medianos (bubangos)
3 papas harinosas medianas
2 dientes de ajo
1 cebolla pequeña
2 tomates cherry
1 c.s. perejil picado
1 c.s. cilantro picado
4 huevos
Pan del día anterior (cantidad a gusto de cada uno)
Azafrán
Sal
Aceite oliva virgen extra

ELABORACIÓN:

.- En una olla dispondremos la cebolla y el ajo picados finos, los tomates enteros, las papas cortadas en cachelos (para que se deshagan ligeramente, de ahí la importancia del tipo de papa) y un chorrito de aceite, cubrimos de agua y dejamos cocer hasta que la papa esté tierna, una vez tierna agregamos los calabacines cortados en rodajas gruesas, el perejil y el cilantro. Dejamos cocer hasta que el calabacín esté tierno.
.- Una vez el calabacín tierno agregaremos el azafrán (es recomendable calentarlo un poco sobre la tapa de la olla para que así se potencie más el sabor y el color). Rectificamos de sal.
.- Agregamos el pan en rodajas muy finas, batimos los huevos y los vamos vertiendo poco a poco para que se formen hilos. Si quisiéramos agregar un huevo escalfado por persona sería el momento de ir incorporándolos de uno en uno para que así vayan cuajando ligeramente por separado.

* La sopa sin el pan y el huevo también es deliciosa.
* El pan podríamos ponerlo en cada plato por separado antes de verterle la sopa y omitir echarlo directamente al caldo así cada uno podría elegir si quiere o no pan o si quiere más o menos cantidad.



23 comentarios:

  1. Tiene una pinta estupenda y riquisima, besos

    ResponderEliminar
  2. Que rica sopita. Tienes toda la razón cada isla y cada persona la hace de forma diferente. Tu opción me ha gustado mucho. Un saludo y me ha encantado que recuperes esta receta canaria.

    ResponderEliminar
  3. Estas sopas tienen sabor hogareño. No me extraña que sea de tus preferidas, los platos de las abuelas siempre se recuerdan como los mejores.
    Debe estar deliciosa.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  4. Yo no soy mucho de sopas pero a la madre de mi novio le encantaría, le paso la receta. Besos

    ResponderEliminar
  5. Una deliciosa sopita...uhmmmmm... ¡Es que las abuelitasssssss...!
    No quiero que pases desconsuelo, cuando quieras
    te mando bubangos y cilantro...jejeje
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Curiosa sopa, nunca he utilizado el calabacín de esta manera, me la guardo, tengo que probarla ;-)
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Loreto, nunca había visto esta sopa, pero me encanta y sobre todo por ser una receta de esas que pasan de madres a hijas y nietas. Yo guardo como un tesoro algunas de esas recetas de toda la vida de mi casa.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado y con pan y huevo, claro que sí!!! Este tipo de recetas tradicionales debe quedar recogido para que no se olvide, me parece fenomenal!!!
    cuchillitoitenedor

    ResponderEliminar
  9. Que rica, nos encanta la sopa verde, tiene un aroma muy rico, sobre todo la que hacía mi abuela, aunque la hago como ella, no es lo mismo.
    Besitos a tod@s

    ResponderEliminar
  10. Es la primera vez que veo esta receta, pero tiene una pinta magnífica¡¡
    Apuntada queda¡¡ Bss¡¡

    ResponderEliminar
  11. Tu abuela sabía lo que hacía porque esta sopita debe ser una delicia. Si encuentro los calabacines blancos la prepararé en su honor. Un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Se ve deliciosa, y con una combinación de sabores...ya sólo el ajito y el perejil le darán un sabor.especial.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Las recetas tradicionales me encnatan y esta sopa ummmhh. bsos

    ResponderEliminar
  14. Adoro el calabacín y esta sopa debe estar muy pero que muy buena.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Los recuerdos acompañados de sabores y olores con especiales, verdad?.

    Una sopa muy rica, con lo que me gusta a mi el calabacin. Antes aquí el calabacin blanco era el mas visto, de hecho mi abuelo cuando los cultivaba eran los blancos, y tienes razón son ligeramente mas dulces.

    Me llevo tu receta para saborearla.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  16. Menuda pinta tiene esta sopa y no la conocía!! me ha encantado!!! Besos.

    ResponderEliminar
  17. tiene una pinta estupenda Loreto. Bss .

    ResponderEliminar
  18. Te escribo desde Tenerife y sigo tu blog semanalmente,en mi casa también hacen este potajito de bubango (sin pan) con arvejitas y huevo,¡qué rico! me recuerda cuando venía del colegio y había este potaje para almorzar,es mi preferido...qué bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, mucha gente me comenta que le pone arvejas... Un día tendré que probar esa versión! Me trae buenísimos recuerdos este plato :):).
      Espero seguir leyedote por estos lares,
      Un beso

      Eliminar
    2. Paquita Pérez Plasencia7 de mayo de 2015, 16:59

      yo, copiada de mi madre la hago sin tomates y sin pan; se le echan unos granitos de arroz, pero sólo unos granitos, para que espese el caldo un poquito. La lástima es que en la península no encuentro bubangos... ¡ah! a veces pongo unos granitos de millo en vez del arroz. Paquita

      Eliminar
    3. Paquita, ha de estar deliciosa!! yo siempre digo que las recetas tradicionales hay tantas como madres y abuelas que las preparan :).
      Yo reconozco que a mi también me costaba encontrar bubangos pero con los calabacines no quedan mal ;).

      Eliminar

Muchas gracias por vuestra visita y vuestros comentarios, ¡¡me encantan!! si tenéis cualquier dudilla en uno de los comentarios os la contestaré en otro como respuesta :)

Blogging tips