sábado, 10 de diciembre de 2011

Tartitas saladas de remolacha


La remolacha, también conocida como beterava, betterraga, beterrada o betabel es una planta de las cuales se aprovecha todo, ya sean las hojas o la raíz, toda ella es comestible.
Normalmente se come cocina, una pena que no explote más su uso a nivel culinario. Su magnífico sabor dulce y sus propiedades para la salud deberían obligarnos a tenerla siempre en nuestra dieta, sólo nos aporta 43 kcal por 100 gr, buena para la tensión arterial y para las anemias!
En casa siempre ha estado en la nevera, muchas veces se toma licuada junto con zanahoria. Quizás empezar a consumirla así es un poco chocante para incorporarla en la dieta de toda la familia. Pero si que podríamos introducirla en dulce, como acompañamientos, en ensaladas... Hace unos días la probé asada en rodajas en una hamburguesa, me quedé sin palabras, simplemente era deliciosa. También la podríamos tomar rallada aliñada con limón... o asada con un aliño de ricota... no sigo porque se me ocurren infinitas recetas. 
Por lo pronto hoy os la traigo en unas tartitas saladas, combinada con queso... y acompañada de una fresca ensalada verde. ¿Os animáis??






INGREDIENTES: 4 personas


230 gr masa quebrada (receta)
1 cebolla pequeña
1 diente de ajo
120 gr papa
85 ml leche
85 ml nata
110 gr queso rallado
125 remolacha cruda
50 gr queso feta
1 huevo
1 c.s. aceite oliva virgen extra
1 manojo cebollino



ELABORACIÓN:


.- Precalentamos el horno a 180ºC.
.- Comenzaremos preparando la masa quebrada y extediéndola a 3 mm. de grueso. Encamisamos un molde rígido para cupcakes, 8 de los 12 huecos. Cortamos la masa con forma circular, un diámetro suficiente como para cubrir por completo el hueco del molde, tanto la base como las paredes.
.- Una vez tenemos lo huecos cubiertos por la masa la pinchamos, cubrimos con papel de horno cada uno y rellenamos con legumbres. Horneamos 10 minutos. Retiramos el papel y las legumbres. Reservamos.
.- En una satén pocharemos la cebolla picada finamente y el ajo durante unos 5 minutos.
.- Mientras cortamos la papa en láminas muy finas. Incorporamos a la cebolla junto con la leche y la nata.  Cocinamos a fuego lento durante 15-20 minutos, hemos de comprobar que la papa está tierna.
.- Una vez cocida la papa retiramos la sartén del fuego, salpimentamos y añadimos la remolacha, la cual hemos rallado fina,  3/4 del queso rallado y el cebollino picado toscamente. Mezclamos bien.
.- Comprobamos el sabor por si necesitara rectificar la sal o la pimienta.
.- Incorporamos el huevo y mezclamos bien.
.- Distribuimos la mezcla con la ayuda de una cuchara en todas las cavidades que hemos preparado con masa. Espolvoreamos con el queso restante y repartimos el queso feta previamente desmenuzado.
.- Horneamos 15 minutos.
.- Dejamos templar unos minutos. Retiramos del molde y servimos con una ensalada de rúcula y cebollino.


Con esta receta me presento al concurso ¡Viva la vida sana! Cocinando con remolacha’ de Huercasa


¿Me votáis?     


8 comentarios:

  1. Seguro que están deliciosas! me cuesta encontrar remolacha tal cual, que no sea en conserva y me encanta cuando la encuentro, pruebo esta receta seguro!

    ResponderEliminar
  2. Curioso! siempre me ha parecido el sabor un poco fuerte y las suelo consumir en conserva junto con la ensalada. Una forma muy original desde luego!. feliz dia.

    ResponderEliminar
  3. Loreto tiene una pinta estupenda, me anoto tu receta. Bss

    ResponderEliminar
  4. Muy BUENAS IDEAS nos dejas para consumir la REMOLACHA. A mí personalmente es un tubérculo que me cuesta un poco consumir, como no sea en conserva; y aún así, pero creo que has logrado que variara mi concepto sobre ella, además es super nutritíva, y esta RECETITA TUYA, parece una DELÍCIA
    GRACIAS GUAPA, Buena semana para tí:)

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué originales esas tartitas! Besos y que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Originale et à croquer
    Je te souhaite un bon début de semaine
    Valérie

    ResponderEliminar
  7. Una receta muy rica para comer remolacha. A mi me encanta, tal cual rallada con aceite de nuez y pedacitos de nueces ligeramente tostadas. Y asadas son divinas. Creo que las únicas remolachas que no me gustan son de lata.
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  8. La remolacha no me gusta nada, pero sabes lo que me atraen estas tartitas???? se ven maravillosas!!! besotes

    ResponderEliminar

Muchas gracias por vuestra visita y vuestros comentarios, ¡¡me encantan!! si tenéis cualquier dudilla en uno de los comentarios os la contestaré en otro como respuesta :)

Blogging tips